José A. Giacomelli

Tecnología, IT & Gaming

¿Nos toman el pelo?

Desde hace un par de semanas he venido a engrosar la corriente de personas que han adquirido un NetBook: El Acer Aspire One. Ya hace meses que había oído hablar de esta nueva moda de ordenadores de bajo coste, ultraportátiles y con Linux pre-instalado. Incluso había oído hablar sobre el hecho de que Microsoft había ampliado la vida prevista de Windows XP para poder acceder a un mercado que estaba en expansión o, mejor dicho, en explosión.

Y gracias a esta adquisición me ha dado cuenta de ciertas realidades obvias:

1.- Linux es una alternativa real y profesional a otros sistemas operativos (de hecho no se porqué uso el plural) de pago.

2.- Me he cerciorado de que hay una comunidad Linux muy extensa y profesional.

3.- Los ordenadores de bajas prestaciones funcionan a las mil maravillas con Ubuntu o Fedora.

Si hay algo sorprendente en el mundo de las TI es la capacidad de los fabricantes de ofrecer al mercado mejoras constantes tanto a nivel software como hardware. De hecho, lo que se muestra en cualquier feria tecnológica mundial es el pasado, no el presente (y mucho menos el futuro). Y esta forma en el que el mundo tecnológico nos tiene cautivados es algo, efectivamente, capitalista. A veces me pregunto porqué hemos de cambiar nuestros equipos cada dos o tres años; y la respuesta es porqué, la mayoría de familias del mundo capitalista (no digo civilizado, digo capitalista) tienen más de un ordenador en casa, o más de una consola y están enganchados a aquello de “es muy antiguo” cosa que pasa a engrosar las cuentas de resultados de los fabricantes de software y hardware.

Lo cierto es que, gracias a dios, este ritmo de cambio no ha llegado a otras áreas del consumo, porque no me quiero imaginar qué pasaría si esta política llegara a los electrodomésticos y tuviéramos que cambiarnos la tele, la nevera, la lavadora y el lavavajillas cada dos por tres: con el móvil, los ordenadores, los portátiles, las impresoras y las consolas ya es suficiente!!

Pues bien. La comunidad Linux, además de hacer plausible su capacidad de generación de código abierto, deja también claro que no era necesario cambiarse el ordenador. Mi netbook lleva un corazón dotado con el más simple procesador de hace 3 años, 500Mb de Ram, un disco duro sólido de 8 Gb y un precio de 180€. Ridículo. Pero funciona tan bien… y con todo lo necesario para sacarle rendimiento en cualquier situación. Sobre su sistema Linux, una completa suite ofimática, navegador, correo electrónico además de utilidades, juegos, fotografía, multimedia y un sinfín de programas en la red listos para descargar!!!

Porqué tiraría aquellas viejas máquinas “inservibles” hace pocos años? Pocos días atrás instalé un ubuntu sobre un Pentium II y va de maravilla!! Y eso sólo tiene un nombre: optimización. Hacer las cosas bien hechas… y de paso me ha servido para cercarme a este mundo apasionante, sucedáneo de Unix, llamado Linux.

Si tenéis un portátil antiguo, o un PC para regalar, os aconsejo que os bajéis ubuntu y hagáis la prueba. Quedareis gratamente sorprendidos!!!

Anuncios

13 febrero 2009 - Posted by | Software, Tecnología | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: